Cómo poner a punto tu fuente de chocolate

 

 

Ya tenemos el verano encima y con el calor y el tiempo libre no es extraño que surja alguna que otra cena con la familia o los amigos, algún cumpleaños o, en definitiva, cualquier eventualidad. Porque toda excusa es buena para celebrar. Cada vez más, me doy cuenta de que las fuentes de chocolate se están volviendo más que populares. No es para nada complicado hacerse con una pequeñita, suficiente para redondear una velada íntima o alquilarlas muy poco. Pero resulta que estos aparatos son más traicioneros de lo que parecen y conseguir que una fantástica cascada de chocolate recorra toda la estructura de la fuente no es tan sencillo como pueda parecer en un momento.

Hay dos cosas que tendríamos que tener en cuenta a la hora de hacerla funcionar. La primera es saber preparar y montar la fuente adecuadamente. En el siguiente vídeo os los explico paso por paso:

El segundo elementoa tener en cuenta, y no por ello menos importante,  es el chocolate. Podéis usar casi cualquier tipo de chocolate que queráis siempre y cuando tena un alto porcentaje de manteca de cacao. Este porcentaje debería ser siempre superior al 35%. Recordad que la manteca de cacao es una grasa vegetal que tiene el chocolate y que será la que permita que la textura del mismo sea líquida y sedosa. Tened en cuenta, a la hora de adquirirlo, que el porcentaje de cacao no coincide de con el de manteca de cacao, son cosas distintas. Así que cuidado con el etiquetado y a disfrutar.

Para hacer la cosas aún más sencillas, disponemos de chocolates de altísima calidad en nuestra tienda online. Si quieres echarle un vistazo pincha AQUÍ.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *